Nota de prensa

Líderes de la Iglesia comparten sus testimonios del Salvador en el Devocional de Navidad

El domingo 8 de diciembre por la noche, desde el Centro de conferencias en Salt Lake City se llevó a cabo el devocional de navidad de la Primera Presidencia de La Iglesia. Entre los discursantes estuvieron la hermana Joy D. Jones, presidenta general de la Primaria; el Elder Patrick Kearon, de la Presidencia de los Setenta; el Elder Ulisses Soares, del Cuórum de los Doce Apóstoles; y el presidente Dallin H. Oaks, primer consejero en la Primera Presidencia.

 La hermana Jones abrió el devocional testificando que el Salvador Jesucristo es la “dádiva perfecta — una que perdura para siempre”.

Élder Kearon alentó a los miembros de la Iglesia a renovar, en espíritu de oración, su enfoque en el Salvador y procurar hacer lo que Él haría durante la temporada de Navidad. “A medida que se acerca esta Navidad, hagamos más de aquello que importa y menos de aquello que no tiene importancia”, dijo él.

Elder Soares ilustró la importancia de servir a otros de formas bondadosas y silenciosas. “Ahora que se acerca la Navidad, me pregunto si podemos volvernos más como las huestes de ángeles, visitando a los pastores modernos para brindarles las buenas nuevas de Cristo, paz y consuelo”, dijo él.

“Y me pregunto si podemos volvernos más como los pastores al responder al llamado de visitar y ministrar a los Josés y Marías modernos en nuestros vecindarios y comunidades para brindarles la seguridad de que Dios los ama, vela por ellos y los cuida”.

El presidente Oaks testificó del Salvador como el Príncipe de Paz y declaró que la paz proviene de guardar Sus mandamientos. “La paz es la promesa del Salvador, y la paz es nuestra meta”, dijo él.

También enfatizó varias escrituras y enseñanzas de líderes de la Iglesia para exponer sobre la paz que viene de recordar la vida y las lecciones del Señor Jesucristo.

“Lo que nuestro Salvador enseñó sobre la paz en la vida de una sola persona, también se aplica a la paz en una familia, en una nación, y a la paz mundial”, dijo el presidente Oaks.

El Coro y la Orquesta del Tabernáculo de la Manzana del Templo interpretaron la música para este evento. Entre las selecciones musicales estuvieron: “Venid, adoremos”, “Un niño nos es nacido”, “Suenan las campanas de navidad” y “Jesús en pesebre”. La congregación se unió al coro para el himno final, “Noche de luz”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.